Lidl, tras testear con éxito la bolsa de malla para fruta y verdura en sus tiendas de Baleares, la ha implantado en todos sus establecimientos de España.

Tras eliminar en 2018 las  bolsas de plástico para la compra y sustituirlas por unas de rafia infinitamente reutilizables, este año ha desplegado las bolsas de malla para la sección de fruta y verdura en todas sus tiendas en España. Se trata de una malla transparente, 100% reciclable, con una resistencia de hasta 5 kg y que se puede lavar y reutilizar infinitas veces.

El objetivo de la medida es, precisamente, reducir el plástico y fomentar la reutilización. Además, con el fin de incentivar su uso, Lidl ha decidido ofrecer la bolsa de malla más barata del mercado (0,59€ en un pack de dos unidades).

Esta acción se enmarcan dentro de REset Plastic, una estrategia global que Lidl lleva impulsando desde hace años con el objetivo principal de reducir el uso del plástico al menos un 20% y garantizar la reciclabilidad del 100% de sus envases hasta 2025, adelantándose así en cinco años al marco normativo con el que trabaja la Unión Europea.