Dentro de su estrategia de acercar su oferta a los principales núcleos demográficos, la cadena de supermercados Lidl potencia su expansión con la puesta en marcha de siete nuevas tiendas durante el mes de octubre en Mallorca, Hernani (Guipúzcoa) Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Astillero (Cantabria), Talavera (Toledo) y C.C. Islazul (Madrid).

En total, Lidl generará más de 90 nuevos empleos para la puesta en marcha de estas siete tiendas, donde conjuntamente trabajarán más de 160 empleados, y ha invertido 20 millones de euros. Todos los establecimientos han sido diseñados bajo estrictos criterios de eficiencia medioambiental y siguiendo el último modelo de tienda de la compañía, que apuesta por centros más modernos, amplios, luminosos y sostenibles, con una destacada presencia del producto fresco.

La nueva tienda de Mallorca, recientemente inaugurada, se ubica en la localidad de Sa Pobla. Esta nueva tienda dispone de una superficie de ventas de unos 1.000 metros cuadrados y ha supuesto una inversión de aproximadamente 3 millones de euros. Además, la compañía abrirá otro centro en la isla, con una inversión de 3,5 millones de euros y que sustituirá al punto de venta que hasta la fecha se situaba en el mismo emplazamiento. Con estas dos aperturas Lidl generará unos 30 nuevos empleos en la isla.

Lidl abrirá su primera tienda en un centro comercial, concretamente en el de Islazul

El próximo día 19 Lidl inaugurará un nuevo establecimiento en Hernani, ubicado en la Rotonda de Galarreta. La tienda dispondrá de una sala de ventas de 1.200 metros cuadrados que darán cabida a nuevas secciones de panadería o pescado fresco. Para su puesta en marcha Lidl ha contratado a una decena de empleados y ha invertido 4,5 millones de euros.

El próximo día 26 de octubre Lidl abrirá su primera tienda en un centro comercial, concretamente en el de Islazul. El nuevo establecimiento, que contará con una sala de ventas de 1.500 metros cuadrados, dará servicio a las localidades colindantes de Carabanchel, Leganés y Getafe. Para esta apertura la compañía ha invertido 1,5 millones de euros y contará con una plantilla de 26 empleados, la mitad de nueva contratación.

También el 26 de octubre, Lidl pondrá en marcha una nueva tienda en Hospitalet de Llobregat, en el Passeig de Cirerers número 88. La compañía ha invertido algo más de medio millón de euros y ha contratado a una decena de empleados, para una plantilla de unos 20 trabajadores.

Ese mismo día también la compañía inaugurará el nuevo Lidl de Astillero, en la Avenida Bilbao 113. Sustituye al inmueble que hasta la fecha se ubicaba en el mismo emplazamiento y que fue derribado para construir un nuevo centro más grande, moderno y eficiente. La cadena de supermercados ha realizado una inversión de 4,6 millones de euros y ha contratado a una decena de empleados para este establecimiento que contará con una sala de ventas de 1.300 metros cuadrados.

Por último, Lidl abrirá –también el día 26– una nueva tienda en Talavera. Ubicada en la Avenida Francisco Aguirre, contará con una sala de ventas de aproximadamente 1.500 metros cuadrados y dará empleo a 20 personas, 19 de ellas de nueva contratación. Lidl ha invertido 2,8 millones de euros en este proyecto.

I Jornada S.O.S. Vino en España

El pasado 25 de septiembre Lidl organizó la I Jornada S.O.S. Vino en España para debatir sobre la situación actual de bajo consumo del vino en nuestro país. En ella participaron reconocidos actores del mundo del vino, desde profesionales del sector, productores, sumilleres, enólogos que han defendido que el consumo del vino está abierto a todo tipo de consumidores, desde expertos conocedores hasta público general.

La jornada organizada por Lidl ha pretendido poner el punto de mira en un tema que preocupa, pero que con el esfuerzo del sector puede llegar a conseguirse un cambio de tendencia, incrementando el consumo del vino para situarlo al menos, al nivel de otros países europeos.

Durante el encuentro, Albert Planas, gerente de Compras de Vino de Lidl España, señaló que actualmente la empresa tiene un 7% del volumen del vino de la gran distribución y manifestó la apuesta de la compañía por los vinos españoles.

Los productores, representados por las bodegas Izaguirre, Castaño, Pago Los Balancines, Altolandon, Pernod Ricard y Neo, apuntaron que la convivencia de vinos de diferentes rangos de precio es posible y que todos ellos son necesarios para comunicar que la cultura del vino debe ser accesible a todos.

Entre las conclusiones de este encuentro, Pedro Ballesteros, director de la jornada, destacó que es "imprescindible" hacer accesible a todo el mundo la cultura del vino, hablando de "democratización del sector". Asimismo, la jornada sirvió para desprender la idea de que la gran distribución juega "un papel crucial" a la hora de difundir esta cultura.

Por su parte, Susana García, directora de la Organización Interprofesional del Vino de España (Oive), aseguró que "el futuro del sector del vino depende de un aumento del consumo a corto-medio plazo".