Lidl lidera la penetración de la categoría BIO en España. En cinco años, la compañía ha logrado situarse como la primera opción de compra para los clientes de productos ecológicos, con una penetración del 40% de los hogares, según datos de la consultora Kantar World Panel. Con 5,2 millones de hogares que adquieren productos ecológicos en Lidl es la compañía con mayor número de clientes, 1,1 millones por delante de su principal competidor BIO (Carrefour).

Desde la cadena se destaca que "el mayor número de compradores, y una mayor fidelidad de sus Lidl Shoppers, logran este resultado", que sitúa a Lidl como segunda cadena en cuota de mercado BIO. Lidl alcanzó recientemente el Top 3 en cuanto a cuota de mercado total entre los grandes distribuidores, lo que es una muestra de la importancia estratégica que desde Lidl se le da a la categoría de productos BIO.

La oferta se ha triplicado 

La diversificación y ampliación de cartera de oferta BIO por parte de Lidl se ha triplicado en los últimos cinco años. Los productos de alimentación marcaron el camino de la categoría, donde Lidl también tiene el mayor índice de penetración en productos frescos, refrigerados, pan y bollería y producto seco.

El catálogo se ha ampliado a áreas tan diferentes como el textil o la cosmética con la línea de productos cosméticos Cien BIO, que se compone de 8 referencias que incluyen productos como cremas faciales o contorno de ojos, entre otros. Para la cadena de origen aleman: "Una apuesta estratégica y diferencial frente a sus principales competidores, basada en ofrecer un amplio surtido de productos al mejor precio" es lo que está permitiendo a Lidl liderar la penetración de la categoría. De hecho, desde la empresa se destaca que la cadena que lidera el ranking en España no está presente en esta categoría con marca propia.

El consumidor y el mercado BIO

El consumidor BIO es relativamente joven, ya que el 62% de los consumidores se ha iniciado en este consumo en los últimos 5 años según datos de AECOC. La principal puerta de entrada son las frutas y hortalizas, seguido de lácteos, zumos y postres. Y aunque la alimentación es el sector donde más variedad de productos hay, cada vez son más sectores los que producen de forma ecológica. Esto también responde a las preferencias de los consumidores, ya que según este estudio de AECOC, el 53% tienen en cuenta la oferta de productos BIO para elegir el establecimiento donde realizar la compra, y de estos el 72% compra en establecimientos no especializados.

Por otra parte, aunque el porcentaje de la cesta de la compra dedicado a productos BIO en España todavía es pequeño, para Lidl son una clara apuesta de futuro, en parte por su presencia y apertura a otro mercados y regiones donde el peso del mercado BIO es mucho mayor. En países como Dinamarca el gasto per cápita alcanza los 312€ al año, mientras que en España todavía está en torno a los 50€ por persona al año.

Según datos de Kantar, el consumo ha crecido más de un 12% el último año en nuestro país, y más de un 100% desde 2012, siendo el país donde más ha crecido el consumo en los últimos 3 años alcanzando un volumen de 700 millones de euros en este periodo. Además, estos datos continuarán creciendo según los propios compradores, ya que el 45% asegura que aumentará su consumo de este tipo de productos en sus próximas compras.

El mercado BIO no ha parado de crecer estos últimos años. Desde las primeras referencias presentes en los lineales de tiendas especializadas hasta la diversidad de oferta actual, la superficie de producción en el mundo ha crecido un 546% según datos de FIBL (2020). El valor de mercado ya supera los 97.000 millones de euros. España se sitúa en séptima posición en Europa en cuanto a consumo, mientras que es el primer productor continental en cuanto superficie destinada a producción ecológica. De hecho, el 70% de los productos BIO que ofrece Lidl son producidos en España, y muchos se exportan a otros países donde operan.

Según Miguel Paradela, director general de Compras de Lidl en España, “la compañía ha asumido u  fuerte compromiso con la sociedad española desde hace años ofreciendo productos sostenibles y de calidad, al mejor precio. Un compromiso que, además, nos obliga a reforzar nuestra apuesta por el producto español”. Tanto es así, que, con un volumen de 46.800 toneladas al año,

Lidl es el principal comprador de fruta y verdura bio de la huerta española, lo que representa un 9% de la producción total BIO. De esta cantidad, cerca del 90% lo exporta al resto de países de Europa en los que la compañía tiene presencia. Este modelo de exportación ha favorecido el éxito de la compañía que se ha visto reflejado en los resultados de crecimiento continuado de la empresa logrando posiciones cada vez más destacadas en un mercado altamente competitivo.