Mercadona tiene disponible ya la nueva sección de horno en todos los supermercados de la cadena. Este movimiento forma parte de la estrategia de la compañía de impulsar su nuevo modelo de venta de productos frescos con nuevas secciones de pescado de lonja, fruta y verdura de proximidad, horno a granel, y carne y charcutería al corte.

En el caso de la nueva sección del horno, se ofrece un tratamiento más personalizado con la venta y el surtido a granel para que cada cliente se fabrique su compra con las cantidades y surtido que desee. "En la sección del horno se han introducido cambios como la mejora del punto de cocción, la utilización del mejor envase según el tamaño y la fragilidad del producto", según explica la compañía.

La sección incluye un amplio surtido de panes, especialidades saladas y dulces, pastelitos y tartas. El surtido se ha adaptado además a los gustos y preferencias de cada localidad, y cada zona geográfica dispone de referencias generales, pero también productos específicos y locales.

En abril de 2013 se empezó a implantar en Mercadona la nueva sección de horno, que ha requerido la formación de 4.550 trabajadores para ampliar sus conocimientos en la gestión de la sección y el punto óptimo de cocción de los productos, lo que ha supuesto una inversión en formación de alrededor de 1 millón de euros.

Para poder llevar a cabo los cambios, que se han realizado progresivamente durante más de un año hasta llegar a todos los supermercados de la compañía, ha sido necesario ampliar el espacio de la sección e incorporar nuevo mobiliario para la venta a granel del pan y la bollería, nuevas balanzas, mesas expositoras, dispensadores de bolsas y guantes, así como otros utensilios para la sección. De esta manera, el cliente puede seleccionar directamente el producto y la cantidad, y realizar así una compra más adaptada a sus necesidades.

La inversión en el equipamiento y mobiliarios, además de los cambios realizados en las instalaciones de las tiendas, han supuesto una inversión superior a los 25 millones de euros, que junto con el millón de euros destinado a formación, da una inversión total de 26 millones de euros.

En los últimos meses, Mercadona ha continuado trabajando para mejorar las diferentes secciones de frescos y formando a sus panaderos, pescaderos, fruteros, carniceros y charcuteros (en total 21.000 trabajadores), con el objetivo de recuperar la figura del tendero y ofrecer al cliente la referencia personal y cercana que éstos solicitaban. A este proceso de formación Mercadona tiene previsto destinar 15 millones de euros hasta finales de 2014.