ARAL Digital.- Miquel Alimentació Grup cuenta desde hace unos días con dos nuevos trabajadores en plantilla, gracias al acuerdo firmado con la Federación Andaluza de Asociaciones de Personas Sordas (FAAS) a través del programa Experiencias Profesionales para el Empleo, cofinanciado por el Servicio Andaluz de Empleo y el Fondo Social Europeo. Los dos jóvenes con discapacidad auditiva han realizado prácticas profesionales estos meses en las instalaciones que la compañía tiene en Almería, concretamente en el cash & carry “GM cash Gros Mercat”, siendo finalmente contratados por la empresa.

Además de estas dos personas contratadas, cuatro personas más con diferentes discapacidades están en prácticas. Los dos contratados lo han sido por dos razones fundamentales: la primera, porque desempeñan su trabajo a la perfección; y la segunda, “porque nos dan lecciones todos los días”, asegura Manuel Cañadas, gerente del centro. “Cuando llegaron, pensábamos que teníamos la responsabilidad de aportarles algo, pero nos hemos dado cuenta de que son ellos quienes nos aportan cosas a nosotros”. Según Cañadas, “a veces da la sensación de que los que tenemos una discapacidad somos nosotros, porque a ellos no hay tarea que se les resista”. Acciones de este tipo forman parte del día a día de la línea de Responsabilidad Social Corporativa de Miquel Alimentació, que tiene como uno de sus objetivos aportar su granito de arena a la reinserción laboral.