Salmon, la agencia digital de eCommerce, ha anunciado que Sainsbury's, la tercera cadena más grande de supermercados en Reino Unido, ya ha puesto en funcionamiento su nueva plataforma de compras multicanal que ofrece a los clientes una experiencia de compra mejor, más inteligente y más intuitiva.

Así, Sainsbury's ha sustituido su actual plataforma con el fin de desarrollar una oferta multicanal que abarca diferentes canales como internet, móviles y tabletas. Este paso refleja la creciente inversión que Sainsbury's está llevando a cabo en tecnología y en canales de venta digital.

Salmon ha sustituido la plataforma de eCommerce Blue Martini de Sainsbury's por una plataforma IBM WebSphere Commerce, así como ocho sistemas adicionales que ofrecen una mejor y más extensa experiencia, que el cliente de Sainsbury's había estado demandando.

Fundamentalmente, Salmon ha trabajado con la cadena de supermercados para adoptar una estrategia que no supusiese la percepción de un cambio importante para los clientes y protegiera el actual prestigio online del gigante durante el cambio. El nuevo site ha sido presentado a los clientes por regiones y ya funciona a pleno rendimiento.

Para Jon Rudoe, director de Tecnología y Digital de Sainsbury's, "el trabajo de Salmon se ha centrado en mejorar lo que el cliente no puede ver, permitiéndonos crear una nueva funcionalidad que hará de su experiencia de compra un proceso mejor, más rápido y más eficiente. Nuestros clientes podrán, además, disfrutar de nuevas mejoras en un futuro próximo".

Añade también que "nos ha llevado 14 años alcanzar una cifra de más de mil millones de euros en ventas online y, gracias a esta nueva plataforma, duplicaremos esta cifra. Salmon ha sido un partner clave tanto a la hora de ayudarnos a transformar nuestra oferta digital y gestionar el programa en general, como a colaborar con más de 10 socios. Con el apoyo continuo de Salmon esperamos alcanzar este importante reto".

Una vez que el cliente de Sainsbury's facilita sus datos por primera vez, bien sea en la tienda o de forma online, el nuevo sistema le ofrece una experiencia real de interconexión, compartiendo sus datos con el resto de plataformas, lo que permite a la compañía conocer qué y cuándo compran los clientes, adaptando así las ofertas y descuentos de forma personalizada a cada uno de ellos.

La página web ya se puede visualizar en formato HTML gracias al diseño de una interfaz de usuario en base al estándar CSS, por lo que los clientes de Sainsbury's pueden disfrutar de la experiencia desde cualquier navegador. Por otra parte, la funcionalidad Click & Collect está siendo probada por un subconjunto de clientes que, a través de la plataforma, puede adquirir productos de más de 1.000 tiendas.