El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista 2013 que incluye treinta medidas para impulsar la competitividad del comercio con especial incidencia en el pequeño comercio y destina casi 30 millones para financiar proyectos. El Plan, según el Ministerio de Economía y Competitividad, está organizado en diez ejes de actuación orientados a la innovación y competitividad del pequeño comercio; el fomento de los centros comerciales abiertos y mercados municipales; el apoyo financiero a las empresas; la promoción comercial y la reactivación de la demanda; y el impuso del relevo generacional y los emprendedores.

En concreto, se ha dotado un presupuesto de 28.680.000 euros en modalidad de préstamo. En la modificación legal se reduce el valor mínimo requerido para la financiación de proyectos del FACI desde 150.000 a 30.000 euros y se permite destinar hasta el 50% del importe solicitado a gastos corrientes, entre otras novedades. La financiación podrá alcanzar hasta el 80% de la inversión con un importe máximo de 640.000 euros por proyecto.