Los supermercados Sorli Discau tienen diseñado un programa de fidelización dirigido a sus clientes que disponen de la tarjeta "Súpermaduixa". El objetivo es contribuir al ahorro durante todo el año con la generación de varios cheques y descuentos con los cuales Sorli ha repartido un total de 1,3 millones de euros entre sus clientes durante 2015.

La medida más visible del programa de fidelización implica devolver un 1% de las compras realizadas durante los tres cuatrimestres del año en forma de cheques que se entregan en las mismas cajas de los establecimientos Sorli o a través de su aplicación móvil. Por otro lado, durante el mes de noviembre tiene lugar la campaña "Super-noviembre" a través de la cual Sorli Discau genera un cheque equivalente al 5% de las compras realizadas durante el mismo mes, así como de otras acciones dirigidas al ahorro de sus clientes.

La acción de fidelización de Sorli Discau se complementa con la filosofía de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa que pasa por no cobrar la distribución a domicilio a las personas mayores de 65 años, a las mujeres embarazadas y a personas con movilidad reducida.