El grupo de Supermercados Ahorramas, colaborador habitual de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid, ha cedido a la Organización Humanitaria un almacén logístico, ubicado en Mercamadrid, desde el que concentrará la logística del reparto de bienes como alimentos, productos de higiene y sanitarios que utilizará como parte de su actividad frente al Covid-19.

Para ello, desde Ahorramas y Mercamadrid, se ha facilitado toda la operativa logística y administrativa necesarias de modo que, en tansolo unas horas, Cruz Roja pudiera realizar todas las gestiones requeridas, como si de un operador logístico más de la Unidad Alimentaria se tratara.

La ubicación en Mercamadrid de este centro logístico de almacenamiento y reparto de kits de emergencia es estratégica, dadas las infraestructuras de servicios, aparcamientos, seguridad y el entorno clave de carreteras en el que se encuentra. Unas garantías habituales para la distribución alimentaria que hoy, sirven de base también para el reparto de kits de emergencia, higiene y alimentos no perecederos de Cruz Roja frente al Covid-19.

De esta manera, Ahorramas se suma al Plan Cruz Roja Responde, con el que la Institución pretende disminuir el impacto generado por la pandemia del coronavirus a través de la adaptación de sus servicios y actividades regulares. Supermercados Ahorramas colabora desde hace más de 8 años con Cruz Roja, a través de múltiples campañas solidarias, entre ellas el Sorteo del Oro, que cuenta con una gran acogida en los más de 255 puntos de venta de la compañía. La cesión del almacén logístico de Ahorramas es una iniciativa más que se suma al compromiso de la empresa por garantizar la seguridad y el bienestar del mayor número de colectivos posibles, desde sus propios trabajadores y consumidores, así como la sociedad en general.

Medidas para reducir los efectos del Covid-19

A través del plan ‘Cruz Roja Responde’ la Organización adoptará nuevas medidas para prevenir los riesgos sanitarios y las dificultades sociales que se derivan de esta crisis en las áreas de salud, emergencias, inclusión social, educación, empleo y medioambiente, con un presupuesto estimado de 11 millones de euros y puesto en marcha gracias a sus fondos propios y con la colaboración de las administraciones públicas, empresas, y multitud de particulares que se están sumando a la iniciativa.