El Grupo IFA ha celebrado este martes 22 de junio su Junta General de Accionistas, donde se han presentado los resultados al cierre del ejercicio 2020. La compañía ha alcanzado una facturación global consolidada de 32.201 millones de euros y un crecimiento interanual del 21,8% gracias a su presencia en España, Portugal e Italia. De esta cifra, 15.046 millones corresponden a las ventas consolidadas en España, donde crece un 11%, casi el doble que su crecimiento medio de los últimos cinco años.

En términos de empleo, las empresas asociadas a Grupo IFA han creado 7.046 nuevos puestos de trabajo en 2020 y ya emplean a 137.764 personas. "Este crecimiento muestra que el modelo de proximidad de los asociados de IFA se mantiene sólido y sale reforzado en un año donde han existido condicionantes como la movilidad limitada en los primeros meses de la pandemia, según destacan desde la organización.

Juan Manuel Morales: "Nos espera un futuro muy desafiante. Esperamos que no se complique todavía más con nuevos costes y medidas regulatorias que, un sector de baja rentabilidad como el nuestro, no podría aguantar”

En 2020, IFA ha fortalecido su posición como operador en el sur de Europa. Entre los asociados nacionales, sumado a su asociado portugués, Sonae MC, y su alianza con la compañía italiana Gruppo VéGé, que forma parte de su Comité de Compras Internacional, logra una superficie comercial total de 6,9 millones de metros cuadrados gracias a un parque de 11.175 establecimientos ubicados en estos tres mercados. Con ello, el Grupo alcanza una cuota de mercado del 13,8% sobre superficie comercial en la suma de estos tres mercados, según datos de Nielsen.

En el ámbito nacional, el Grupo cierra 2020 dando cobertura al 82% de la población española gracias a una red de 6.335 tiendas y una superficie comercial de 3,9 millones de metros cuadrados, lo que le proporciona una cuota de mercado por superficie del 19,5% en canal minorista y del 31,1% para el canal mayorista. La compañía lidera por superficie en 17 provincias, entre las que se incluyen Madrid y Barcelona, según datos de Retail Data. Por otro lado, el conjunto de las empresas del grupo dan trabajo a 87.742 personas en España, lo que supone un crecimiento interanual del 5,2% y 4.525 nuevos empleos.

La cifra de pago centralizado, que mide el consumo a proveedores que pasa a través del Grupo, ha experimentado un crecimiento interanual del 10,2% y alcanza los 6.867 millones de euros. Esto otorga a la central IFA Restail, S.A. un importe neto de cifra de negocio de 930 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 13,1% con respecto al ejercicio anterior, casi el doble que en el período 2018-2019.

El modelo de negocio del Grupo IFA está basado en la proximidad, los frescos y una amplitud de surtido que se apoya en los fabricantes y su innovación. Gracias a ello, IFA vuelve a crecer en el segmento de marca de fabricante en España con una ganancia de 3,8 puntos en los últimos ocho años, lo que le otorga una cuota de mercado del 23,9% en el canal de supermercados.

El director general del Grupo IFA, Juan Manuel Morales, ha destacado en la Junta General de Accionistas que “sin duda, no es un año para hablar de números con todas las experiencias y sucesos vividos durante la pandemia, que nos ha trastocado todo y a todos. Por eso quiero resaltar la valentía, el coraje y la vocación de servicio demostrada por todas las empresas y empleados de nuestro grupo en todas las geografías. Nos sentimos muy orgullosos de pertenecer a IFA y a todo un sector, no siempre justamente reconocido, que ha dado su mejor versión en los momentos de la verdad".

En palabras de Morales: "Es evidente que nuestro modelo ha dado muestras de solidez y capacidad de respuesta en los momentos más difíciles, ganándose la confianza de muchos nuevos hogares tras el confinamiento. Todo gracias al buen hacer de nuestros empresarios, con un modelo de negocio enfocado al valor y que conlleva mayores costes que otros modelos, pero que proporciona un servicio basado en la proximidad física y emocional, capacidad de elección y calidad de sus productos frescos. Unas señas de identidad, que hoy están más vigentes que nunca".

"Nos espera un futuro muy desafiante. Esperamos que no se complique todavía más con nuevos costes y medidas regulatorias que, un sector de baja rentabilidad como el nuestro, no podría aguantar. Sin embargo, nuestra hoja de ruta trazada para el período 2021-2025, nos genera la confianza necesaria para afrontar el futuro con esperanza, optimismo y fuerza para seguir creciendo y ganando en uno de los mercados más competitivos de Europa”, ha concluido el director general del Grupo IFA.