En los meses de marzo, abril y mayo, durante el confinamiento por la alerta sanitaria de la Covid-19, la venta de productos de proximidad en los supermercados de Caprabo han registrado un incremento del 20%. Los productos de proximidad frescos han aumentado, en su conjunto, un 35%. Si ponemos el foco en los productos procedentes de cooperativas agrarias, el dato se sitúa en un 30% de incremento. 

En frescos, la venta de fruta de proximidad ha aumentado un 93%; la carne, un 50%; y las hortalizas, un 20%. Destaca el dato de venta de las salchichas con un 130%

Del conjunto de productos de proximidad sobresalen las legumbres, con un 85% de incremento. Con crecimientos de entre el 50 y el 70% se han situado encurtidos, sopas y purés, conservas de pescado, pastas y mermeladas. 

En 2019, las ventas de productos de proximidad en Caprabo se incrementaron un 6,5%, una cifra que es un 20% superior a la prevista por la compañía para ese ejercicio. Las ventas de pequeños productores y cooperativas agrícolas superaron, en su conjunto, los 31,3 millones de euros el último ejercicio

Para Fernando Tercero, responsable de Proximidad en Caprabo “nuestros clientes claramente apuestan por la producción de proximidad, una propuesta de calidad y valor añadido. Caprabo cuenta con diversas iniciativas para los pequeños productores y cooperativas agrarias. Nuestro Programa de Proximidad por Comarcas, el plan de ayuda por la COVID-19, el impulso a los productos de temporada que arrancamos recientemente con la cereza y el actual de fruta de hueso son varios ejemplos, en sus distintos niveles de intensidad e impacto. Son líneas estratégicas de actuación para nosotros. Los resultados nos animan a seguir trabajando para que nuestros clientes conozcan y consuman estos productos y el importante trabajo que hacen los productores”.

Mayor aumento en productos de cooperativas agrarias 

Si la producción de proximidad ha registrado un incremento medio del 20%, el foco en los productos procedentes de cooperativas agrarias arroja una cifra media del 30%. En este apartado destacan las ventas de legumbres de cooperativas (100%). Con crecimientos de entre el 80 y el 50% se encuentran productos como el vino, harinas y pan rallado, leche fresca. Otros productos básicos como el aceite, leche, mantequilla y arroz han aumentado sus ventas hasta en un 40%. 

En el inicio de la pandemia, Caprabo puso en marcha un plan de ayuda para aquellos pequeños productores y cooperativas agrarias que perdieron canales de venta como consecuencia del estado de alarma. El llamamiento lanzado por Caprabo recibió el apoyo del Departament d´Agricultura de la Generalitat de Catalunya y de la Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya (FCAC) y permitió estudiar vías de comercialización para un centenar de productores. El conocimiento del sector productivo agroalimentario y la experiencia en distribución de Caprabo han sumado para dar soporte a pequeños productores catalanes de todo tipo de productos. 

Por comarcas, han destacado productores procedentes de Maresme, Osona, Vallés Oriental, Bages y Segrià. Por otra parte, los productores que han mostrado más interés y necesidad de abrir canales de venta son los de vinos, fruta y verdura, charcutería, carne, lácteos y quesos. 

En 2019, las ventas de productos de proximidad en Caprabo se incrementaron un 6,5%, una cifra que es un 20% superior a la prevista por la compañía para ese ejercicio. Las ventas de pequeños productores y cooperativas agrícolas superaron, en su conjunto, los 31,3 millones de euros el último ejercicio.