El Grupo El Corte Inglés ha puesto en marcha una serie de medidas adicionales de protección y ayuda a las personas mayores y más vulnerables ante la situación de alerta sanitaria que vive la sociedad en su conjunto. Para ello, habilitará en sus supermercados y áreas de alimentación líneas de caja especiales para personas mayores de 65 años, y se les dará prioridad en el momento de realizar la compra con el fin de agilizar sus gestiones y que puedan permanecer fuera de sus hogares el menor tiempo posible.

Asimismo las personas de más de 65 años tendrán acceso preferente al establecimiento comercial durante la primera hora de apertura, es decir, de 10 a 11 horas en los centros de El Corte Inglés e Hipercor, y de 09 a 10 horas en los supermercados Supercor.

El abastecimiento de productos de alimentación y de primera necesidad está garantizado y se repone a diario, por lo que todo el resto de clientes podrá escalonar a lo largo de todo el día la afluencia al centro, contribuyendo así a mantener las distancias de seguridad que aconsejan las autoridades sanitarias.

El Grupo El Corte Inglés mantendrá abiertas todas las áreas de alimentación y productos de primera necesidad ante la situación de alerta sanitaria. Esto supone tener operativos alrededor de 300 establecimientos comerciales que incluyen todos los supermercados Supercor, los hipermercados Hipercor, y las áreas de alimentación y gran consumo de los centros de El Corte Inglés.

Como respuesta a la alerta sanitaria y al compromiso de la compañía con sus clientes, empleados y con la sociedad en general, el Grupo ha hecho un esfuerzo para intensificar los servicios que conectan el mundodigital con el entorno real. La empresa ha reforzado los servicios online y telefónico con recogida de mercancía en el aparcamiento de los centros comerciales, lo que evita el contacto físico.

Como respuesta a aquellas personas que no disponen de acceso a internet o que desean una atención personalizada y a distancia, El Corte Inglés ha reforzado también el servicio telefónico con nuevas líneas a disposición de los ciudadanos. Los teléfonos habilitados son el 901 930 930 para supermercado, y el 900 533 433 para otro tipo de productos.