Presente en 19 países en Europa (en España desde 1995) y una filosofía de cercanía con el cliente, Douglas inicia una nueva etapa en nuestro país -tras la adquisición de Bodybell y la futura integración de Perfumerías If- con el objetivo de "crear una sola compañía con una visión única: ser el retailer de perfumería número uno; es decir, no sólo ser el más grande, sino también ser el retailer de referencia para nuestros clientes", tal y como explica Costas Antimissaris, CEO de Douglas España.

Estas operaciones suponen "un paso comercial y operativo muy importante y el cliente apreciará rápidamente la fusión", ya que implica "una fusión de surtidos, productos, bases de datos, calendarios comerciales, estrategias, procesos, etc.", indica Antimissaris.

Con esta fusión, Douglas pretende además adquirir una mayor presencia geográfica. De esta manera, la red de Douglas pasará de 57 tiendas en nuestro país hasta 280 puntos de venta que, tras la efectiva integración de Perfumerías If, se convertirán en 380. Esto significa que Douglas contará con presencia en 42 provincias españolas, lo que le convertirá en el retailer de perfumería con mayor presencia geográfica, con un 11% de la cuota de mercado.

La nueva presencia de Douglas será física, pero también on-line. Según apunta Antimissaris, "vamos a realizar un trabajo muy importante en el canal on-line, ya que para nosotros es un pilar estratégico".

En este sentido, añade que "en Douglas queremos, además, ser el retailer de perfumería de referencia para el consumidor, donde se crea una relación de confianza gracias a la magnitud y profesionalidad de la marca y ofreciéndole una experiencia única tanto en nuestros puntos de venta como a través del canal on-line". La enseña apuesta por la integración de ambos canales (off y on-line) y "progresivamente, fusionarlos en uno solo, apostando por la omnicanalidad".

Asimismo, esta evolución también pasa por un cambio de estrategia de marca. En palabras del CEO de Douglas España, "vamos a pasar de ser una casa de marcas a convertir a Douglas en una marca de retail".

Pilares estratégicos

En su nueva etapa, Douglas apuesta por la diferenciación y basará su estrategia en una serie de pilares estratégicos para su consolidación y crecimiento en el mercado español. Entre ellos, Antimissaris destaca la atención al cliente que "es, ha sido y va a ser un pilar clave ya que el servicio y el conocimiento técnico en este sector es muy importante, por lo que le daremos mucha importancia a la formación de nuestros empleados".

La comunicación personalizada es otro de estos pilares del plan estratégico de Douglas, junto con el desarrollo de la marca propia y las campañas de comunicación actualizadas.