La consultora inmobiliaria JLL ha presentado el último Informe de Mercado Retail, correspondiente al primer semestre del año. El director del área de Retail, Sergio Fernandes, y la directora de Research, Elsa Galindo, han comenzado haciendo un repaso a la situación macroeconómica del país, con una previsión del PIB del 3% para 2016, y cifras records en turismo que contribuyen, en parte, a que las visitas a centros comerciales hayan aumentado un 1,5%.

El volumen de inversión en activos retail al cierre del primer semestre de 2016 alcanzó los 1.278 millones de euros, es decir, una caída del 27% respecto al mismo periodo del año anterior. Según se desprende del estudio, la disminución de la inversión no es indicativa de una falta de demanda o interés por parte de los inversores, sino que es fruto de la escasez de producto en el mercado, en especial de activos prime. De hecho, el número de operaciones en la primera mitad del año ascendió a 38, muy por encima de las 23 cerradas en los seis primeros meses de 2015; la diferencia estriba en la reducción del tamaño de dichas operaciones, al situarse en 40 millones de euros de media frente a los 78 millones para el mismo periodo del año anterior.

Rentas al alza y rentabilidades a la baja

Las tiendas físicas siguen siendo clave en la estrategia de los retailers, pero se apoyan cada vez más en la tecnología y el ecommerce como aliados en el trato con el cliente

En línea con trimestres anteriores, la escasez de oferta está impulsando las rentas al alza, tanto en centros comerciales como en locales en calle. En el caso de los centros comerciales, la renta prime alcanzó los 88 € por metro cuadrado a mitad de año, y las previsiones apuntan a un crecimiento medio anual del 2,2% para el periodo 2016-2018. Por su parte, el mercado de high street también presenta unas expectativas de crecimiento de rentas para los dos próximos años del 2,4% anual para Madrid y del 1,7% anual para Barcelona. Como consecuencia, las rentabilidades de esta clase de activos se muestran a la baja. Así, la rentabilidad prime para centros comerciales pasó del 4,75% en el primer trimestre del año al 4,5% en el segundo; para locales en calle del 3,75% al 3,5%; y para medianas superficies del 6% al 5,75%.

Este incremento de rentas tiene su reflejo en las principales calles de Madrid y Barcelona. Las más altas son las rentas del Paseo de Gracia en Barcelona, que han experimenteado un aumento del 11,6% en un año, hasta los 240 € por metro cuadrado.

Nuevas aperturas comerciales

Según han asegurado Elsa Galindo y Sergio Fernandes, la densidad comercial media de España es superior a la media europea, aunque la calidad del parque comercial es deficiente, y el mercado refleja esta tendencia ya que el reposicionamiento se perfila como una opción clara para adaptar los activos a los nuevos patrones de consumo.

En cuanto a nuevas aperturas, para el periodo 2016-2018 se prevé un repunte de las inauguraciones de nuevos centros comerciales, cuya superficie podría duplicarse respecto al periodo 2013-2015, pasando de 343.000 metros cuadrados a más de 600.000, con la apertura de 24 nuevos centros.