El Centro Comercial Maremagnum, situado en el enclave privilegiado del puerto de Barcelona y consciente de la oportunidad que supone el auge del sector turístico, ha querido reorientar su estrategia para adaptarse a una nueva realidad. Ancor Retail, agencia de branding y experiencia de consumidor, ha llevado a cabo el desarrollo de este proyecto.

El reto ha consistido en desarrollar un nuevo eje estratégico y crear una identidad de marca capaz de sintonizar con las expectativas y necesidades del cliente turista. En el proyecto se ha trabajado de forma global la creación e integración de la nueva marca, el desarrollo de su universo de marca y el programa de señalización del centro. La propuesta de valor del centro se basa en el concepto de "Marina" y en su ubicación privilegiada. La nueva marca recoge este valor diferencial a través de elementos y códigos de color que evocan el mar y el cielo.

En este sentido, se ha elegido como símbolo visual la gaviota, al tratarse de un elemento vivo muy reconocible y presente en el entorno, y que además aporta gran sensorialidad a la marca por sus connotaciones relacionadas con la vista, el oído, y el olfato a través de la transmisión de esas connotaciones marinas.

Por otro lado, el nuevo Programa de Señalización tiene como objetivo mejorar la información de tráfico del centro y al mismo tiempo transmitir su nuevo posicionamiento de marca.