Panaria, la cadena valenciana de panaderías de autor con sala de degustación, ha abierto un nuevo establecimiento en su ciudad de origen. Se trata de una nueva panadería/cafetería ubicada en la calle Pintor Vilar, nº 1, con la que ascienden a 15 el número de unidades en Valencia. En la ciudad, la compañía cuenta con un obrador central de la Avenida Barón de Cárcer. Aquí, los panaderos artesanos de la compañía elaboran los cerca de 300 productos distintos que se venden y degustan en los centros de la provincia: en conjunto, más de 20 variedades distintas de pan. Además, muchas de las variedades incorporan harinas de alta calidad molidas a la piedra y fermentadas seis, ocho o diez horas según el caso, respetando todas las fermentaciones naturales y siguiendo las recetas tradicionales. Y recientemente se han incluido también pan de aceite, y pan de leña. Pero también se pueden encontrar pizzas, focaccias, bocadillos, bollos, y dulces, y una amplio etcétera.

Panaria ha generado en Valencia cerca de 100 empleos en sus tres escasos años de existencia. Cada uno de los centros Panaria genera entre 6 y 8 puestos de trabajo, todos ellos para mujeres, e indefinidos. Gracias a esta potente expansión, que le ha llevado a alcanzar los 35 establecimientos, -que previsiblemente serán 50 a final del ejercicio-, ha logrado una facturación de 3,6 millones de euros en 2012 y este ejercicio prevé superar los 5 millones.