La empresa de masas congeladas Europastry amplía su gama de panes de hamburguesa con ocho nuevas opciones. Con ingredientes naturales y sin aditivos, los nuevos Panburger llegan al cliente 100% acabados y preparados para consumir después de descongelarse.

En la gama de Burger Clásicas, la compañía añade la Burger Tierna y la Burger Aldeana Black, dos apuestas para los que busquen un bocadillo ligero. Las nuevas opciones se distinguen por el sésamo blanco o negro y por una elaboración con mantequilla o con aceite de oliva.

Fieles a los panes que dan carácter a cada región de nuestro país, Europastry apuesta por el preferido en el sur de la península y presenta la Burger Mollete. Y para los que buscan un plus de ternura, la compañía presenta la Burger Brioche, elaborada con mantequilla y huevos al estilo francés.

En una línea de pan gourmet, las Burger Cristal están elaboradas con masa madre y con largas fermentaciones que caracterizan el auténtico proceso artesanal. La línea Cristal cuenta con la opción básica en dos tamaños, y con los 14 cereales, semillas y especias que imprimen carácter a la Burger Cristal Kornspitz. La oferta culmina con la Burger Cristal Cerveza.

Jordi Caballero, director de I D de Pan, explica que "la hamburguesa ha dejado de ser sinónimo de fast food y ha entrado con fuerza en las cartas de muchos establecimientos gourmet. En Europastry innovamos a diario para que nuestros clientes puedan ofrecer el abanico de panes más amplio y natural de todo el mercado".