Lanjarón presentó ayer, 27 de abril, en el Jardín Botánico de Madrid un nuevo proyecto sostenibilidad centrado en el compromiso con el medio ambiente de la marca de agua mineral natural.

Esta iniciativa ha comenzado con el lanzamiento de la nueva botella de 1,25 l, que se incorpora al portfolio de la compañía con su icónico color rojo y valores verdes. Esta nueva botella está formada por un 50% de PET reciclado (r-PET) y es 100% reciclable. Además, Lanjarón está trabajando en un proyecto para que hasta un 25% de los beneficios obtenidos vayan destinados a una causa medioambiental.

Toda la gama de Lanjarón cuenta con al menos un 15% de r-PET en su envase, pero con esta incorporación se ha dado un paso al frente en materia de sostenibilidad y la intención de la marca es alcanzar el 100% de PET reciclado (r-PET) en el formato 1,25 l en 2018. Como punta de lanza de su plan sostenible, en la nueva botella se han implicado prácticamente todos sus departamentos, desde los equipos de I D y sostenibilidad hasta la dirección general.

Lanjarón está trabajando para que hasta un 25% de los beneficios obtenidos vayan destinados a una causa medioambiental

Según ha explicado Christian Stammkoetter, director general de Aguas Danone, "con este lanzamiento queremos liderar el cambio de paradigma que estamos viviendo como sociedad en la categoría. Hoy por hoy la sostenibilidad forma parte de nuestro estilo de vida y con nuestra nueva botella buscamos también demostrar que el reciclaje no está reñido con la calidad y la estética".

El evento de presentación de este nuevo proyecto de Lanjarón ha tenido como eje central una mesa redonda sobre gestión sostenible y empresas en la que han participado Jorge Serrano, gerente de Empresas y Ecodiseño de Ecoembes, la organización que promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases domésticos en España; Raúl García, responsable de Innovación de Inèdit; y el chef tres estrellas Michelín Eneko Atxa, responsable del Restaurante Azurmendi, además del propio Christian Stammkoetter.

Stammkoetter ha dejado claro que "todo los pasos al frente que damos en materia de sostenibilidad en la compañía se lo debemos agradecer también a los socios de alto nivel con los que colaboramos". Sobre el escenario ha estado Jorge Serrano, de Ecoembes, quien destacó "la dilatada trayectoria de colaboración entre Danone y nosotros, con el fin de contribuir al reciclaje de productos tan innovadores como esta botella. La utilización de material reciclado en su fabricación es un logro técnico que nos permite entre otras cosas fomentar la economía circular".

Por su parte, Raúl García de Inèdit, ha corroborado que en materia de sostenibilidad el ecodiseño es imprescindible. "En la actualidad los consumidores están cada vez más concienciados con el medio ambiente, pero el producto que consumen también debe cumplir las necesidades que buscan satisfacer", declaró.