SSI Schäfer construirá un nuevo almacén automático de frío para la firma portuguesa Panike, especiliazada en productos de panadería y pastelería.

El nuevo almacén, con 980 metros cuadrados y 37 metros de altura, cuenta con dos pasillos de transelevador de palés con carro satélite (Orbiter). Asimismo, dispondrá de una capacidad de almacenaje para 5350 palés en congelado (-28 ºC) con doble cabecera para entradas y salidas de material. Con un rendimiento de 57 palés/hora de entrada y 57 palés/hora de salida, el sistema está diseñado para funcionar todo el día. El sistema estará gestionado por el SGA Wamas, propiedad de SSI Schäfer.

Desde la compañía explican que Wamas dispone de un sistema de control de almacén (WCS) integrado compatible con «una amplia selección de tecnologías de proveedores de equipos de manutención externos», así como con terminales móviles y de voz hasta teléfonos móviles, tabletas y tecnología ponible, como pick-by-watch).