AMDPress.- La fabricante de PET y poliéster Catalana de Polimers,, con planta en El Prat de Llobregat (Barcelona), ha situado en 133,60 millones de euros su previsión de facturación para el ejercicio en curso de 2002, que representa un aumento del 32% sobre las ventas de 101,32 millones de euros (16.859 millones de pesetas) alcanzadas en el recién acabado 2001, las cuales, a su vez superaron en un 7,6% los 94,17 millones de euros de 2000. En términos de exportación la previsión para 2002 se ha fijado en 56,49 millones de euros (9.400 millones de pesetas), frente a los 52,15 millones de euros de 2001 y los 41,28 millones de euros de 2000.

Estas previsiones de progresión en Catalana de Polimers se corresponden con el aumento realizado en su capacidad de producción de PET, que en la segunda mitad de 2001, y tras una inversión de 2,28 millones de euros (380 millones de pesetas), se aumentó en 22.000 toneladas hasta las teóricas 120.000 toneladas año. En 2001 la producción fue de 92.500 toneladas, y la previsión para 2002 se ha establecido en 114.000 toneladas; una producción que en su mayor parte tiene como destino los sectores de envases de bebidas y packaging en general.