AMDPress.- La multinacional Checkpoint Systems, fabricante y distribuidor de soluciones de identificación, trazabilidad y protección de artículos para la cadena de suministro, ha conseguido la Certificación Europea para sus circuitos RF 2010 Nude Coil, que permite el contacto directo de estas etiquetas con productos alimenticios, como carnes, embutidos, quesos o semielaborados.

Hasta ahora, las etiquetas que protegían alimentos se adherían al exterior de la caja, un método que facilitaba el hurto a los ladrones. A partir de ahora, con esta Certificación Europea, se podrá aplicar la etiqueta de seguridad dentro del packaging, en contacto directo con el alimento.

Las etiquetas de Checkpoint han superado los ensayos de migración de aquellas sustancias que tienen limitaciones, según la legislación, relativas a productos alimenticios y pueden estar en contacto con los alimentos.

El circuito RF 2010 de Checkpoint tiene unas dimensiones de 4x4 mm ó 5x5 mm y se utiliza en productos congelados o fríos. La etiqueta puede tener múltiples aplicaciones, ya sea, por ejemplo, para un envase retractilado o en barquetas. Además, su aplicación puede ser de forma manual, en el momento de preparación del alimento, o de forma automática, idóneo para las plataformas de preparación y envasado de alimentos.

Familias de alimentos como los curados ibéricos, las carnes, los pescados o mariscos son de las categorías de productos que sufren mayores niveles de hurto en las superficies comerciales, alcanzando incluso índices de hurto de hasta el 40%. Gracias a esta certificación, las grandes superficies cuentan con una nueva herramienta de protección antihurto para productos alimenticios.