AMDPress.- Desde la entrada en vigor de la Ley de Envases y Residuos de Envases en abril de 1998, el reciclado de vidrio ha experimentado un crecimiento constante. La mayor sensibilización ciudadana y el incremento continuo de las infraestructuras para el reciclado han permitido que de los 262.961.861 kg de 1998 (6,6 kg per capita) se haya pasado a los 397.930.314 kg en 2002 (9,5 kg per capita).

Los ciudadanos disponen ya de un contenedor por cada 426 habitantes, una media muy superior a la existente en 1998, que correspondía a 700 habitantes por contenedor. En 1998 había instalados más de 56.400 contenedores y en 2002 había ubicados 41.700 nuevos contenedores de vidrio, con lo que se da servicio al 99% de la población.

En todas estas cifras hay que considerar, además, que a pesar de que la generación de residuos creció un 9% de 1997 a 2001, el peso de los envases se redujo en todos los sectores. Cada sector partía de una situación distinta, lo que explica que el peso de los envases se redujera un 23% en el sector de las sidras, un 10% en el sector cervecero y un 4,3% en el sector de vinos y bebidas espirituosas