AMDPress.- Las ventas netas de la multinacional Kimberly-Clark totalizaron 3.122 millones de euros durante el tercer trimestre del año, lo que representa un incremento del 4,4% respecto al mismo periodo del año precedente. Este ascenso fue impulsado tanto por el lanzamiento de nuevos productos como por la adquisición el pasado mes de agosto del 50% que le quedaba para controlar el 100% de su filial brasileña, Klabin Kimberly S.A., que contribuyó en un 1% a la cifra total de ventas.

Por segmentos, las ventas de la división de productos de tisú fueron las que mayor crecimiento registraron, un 7,3%, hasta totalizar 1.182 millones de euros. De este total, en Europa el volumen de ventas creció un 15% como resultado de la mejora en las tasas de cambio del euro y de la libra inglesa, mientras que en Norteamérica disminuyeron un 1%. Sin embargo, el negocio de cuidado personal consiguió unas ventas de 1.140 millones de euros, con el consecuente incremento del 1,3% respecto al mismo periodo del año anterior. En Europa aumentaron más de un 2%, al tiempo que en Norteamérica crecieron un 2% debido, en mayor parte, al buen comportamiento de las ventas de pañales Huggies.

Como contrapunto, la compañía ha comunicado que el beneficio neto disminuyó un 4,9%, pues de los 378, 9 millones de euros facturados un año antes, se ha pasado durante el periodo acotado a 359,9 millones de euros. También cayó el beneficio bruto un 2% hasta los 1.041 millones de euros.