Aral Digital.- Un hogar español gastó, en 2006, 1.896 euros en productos envasados de gran consumo para el abastecimiento del hogar. De estos, un 29,2% (555 euros) se destinó a las marcas del distribuidor, cifra que representa medio punto más de cuota en valor que la conseguida en el cierre de 2005 (28.6%). Estos datos han sido presentados en el nuevo estudio TNS Benchmarking.

Las marcas del distribuidor han entrado de nuevo, al menos en una ocasión, en la totalidad de hogares españoles, con un gasto por ocasión de compra de 10,8 euros y una frecuencia de compra de una vez por semana (51 veces/año).

La Marca del Distribuidor ganó cuota en las tres principales secciones, Alimentación, Droguería y Perfumería, aunque es en este último sector donde sigue encontrando barreras para su crecimiento, en el que su participación sólo alcanzó el 4,7% del total del mercado frente al 28% que consigue en Alimentación o el 38% en Droguería. Una menor base de consumidores junto con un menor gasto explican su desposicionamiento en los mercados de perfumería.

Por regiones, su desarrollo tampoco es homogéneo. Según el estudio TNS Benchmarking es en la comunidad andaluza donde la marca del distribuidor consigue su máxima cuota en valor, un 33%, debido a un gasto por acto de 13,2 euros frente a los 10.8 a nivel nacional. Los andaluces gastan en la marca del distribuidor 670 euros anuales.

Sin embargo, Galicia es la comunidad con el menor desarrollo de las marcas del distribuidor, 23.8% de participación de mercado en valor y un gasto de 470€ anuales.