Aral Digital.- El sector de bebidas refrescantes, aguas y zumos experimentó en el trimestre de verano un crecimiento del 5,7% en valor respecto al mismo período del año anterior, triplicando así el ritmo de crecimiento del total de productos de gran consumo. Estos datos, extrapolados de un estudio de TNS Worldpanel, reflejan las repercusiones en consumo que el cambio climático está generando.

Las categorías más activas, según la consultora, han sido el Agua Embotellada y las Colas con un 7,3% y un 5,1% de crecimiento en valor, respectivamente. Un caso aparte es la tendencia continuista al alza del segmento de bebidas Energéticas e Isotónicas, que en el trimestre de verano han alcanzado más del 40% de crecimiento en valor.

El fenómeno del crecimiento del sector de bebidas no sólo se produce en nuestro país, sino que se generaliza e incluso se acentúa en los países del norte de Europa. Los datos de TNS Worldpanel muestran que en países como Alemania, Gran Bretaña, Hungría y Polonia el consumo se ha revitalizado con más de un 10% de tasa de crecimiento frente al trimestre de verano de 2005.

Destacan especialmente Alemania y Croacia, donde un caluroso verano ha provocado crecimientos del sector por encima del 17% en valor. También en esos países se alcanzaron récords similares en temperaturas, según la OMM (Organización Meteorológica Mundial).

Según Montse Roma, Responsable de Marketing de TNS Worldpanel, “las tasas de crecimiento del sector de bebidas durante el verano muestran que la ola de calor en Centroeuropa tuvo un efecto claro en el consumo de bebidas. En el sur del continente, quizás por estar más acostumbrados a combatir el calor, el sector de bebidas crece, pero no con los mismos ratios”.

También según Montse Roma: todo parece indicar, según las previsiones de distintas fuentes Metereológicas, que en 2007 volveremos a batir records de temperaturas. Posiblemente por ello, los fabricantes ya estén planeando nuevas estrategias y acciones en favor de una vigorización del consumo de sus categorías.