AMDPress.- Puig Beauty & Fashion Group, sociedad que reúne todas las inversiones de perfumería, cosmética y moda del holding familiar Puig, presentó ayer en Barcelona, por primera vez en su historia, sus resultados financieros. En 2001, su facturación ascendió a 914 millones de euros, duplicando así sus ventas en los últimos cuatro ejercicios. Javier Cano, presidente de la corporación, anunció que el objetivo para este año es acercarse a los 1.000 millones, aunque, en su opinión, resulta complicado realizar una previsión del consumo en 2002, dada la incertidumbre que existe en el mercado tras los acontecimientos acaecidos con posterioridad al 11 de septiembre y el recrudecimiento de la crisis en Argentina.  

La firma, que ha cambiado su organización original por una estructura basada en las diferentes áreas de negocio del grupo (Fragrances & Personal Care, Prestige Beauty Brands y Fashion), registró un beneficio antes de impuestos de 51,5 millones de pesetas, muy similar al obtenido en 2000. Para este año, la firma prevé incrementar sus resultados un 30%.