AMDPress.- La procesadora de corcho y fabricante de tapones Corchos de Mérida, con fábrica en San Vicente de Alcántara (Badajoz), será uno de los tres centros productivos en los que el Grupo Sabaté Diodos ha decidido estructurar su línea de negocio de taponado. La medida, que se inscribe en el nuevo rumbo marcado por el grupo a escala mundial, llega al tiempo en que, en torno a la filial extremeña, se aborda una revisión de negocios del grupo en España, una reestructuración de filiales y participadas, y se pone en marcha un plan de expansión a dos años que incluirá nuevas unidades de producción.

El grupo ha decidido concentrar en Corchos de Mérida todas sus actividades de fabricación de tapones para champán y cavas. Ello supone que la española se convertirá en el centro productor de este tipo de tapones para todo el grupo, para lo que está en estudio la construcción de una nueva fábrica, ahora en fase de estudio y búsqueda de ubicación.

Corchos de Mérida dispone de instalaciones de 15.000 metros cuadrados (parcela de 190.000 metros cuadrados), emplea a 196 personas y en 2002 alcanzó unas ventas de 74 millones de euros. La producción comercializada en este último ejercicio ha sido de 180 millones de tapones de corcho natural, 300 millones del tipo Altec, 100 millones de tapones de aglomerado y 50 millones de arandelas para tapones de vinos espumosos.