El sector juguetero español facturó en el pasado ejercicio cerca de 140.400 millones de pesetas, lo que representa un ascenso del 8,8% respecto al año anterior, debido en gran parte al buen comportamiento de las exportaciones. Éstas se situaron en los 62.300 millones de pesetas, un 12% más que en el ejercicio precedente, mientras que las ventas destinadas al mercado interior ascendieron un 6,1%, hasta los 78.100 millones de pesetas.