Aral Digital.- El Salón Internacional de la Logística y de la Manutención (SIL) prepara ya su décima edición, que se celebrará en Barcelona el próximo año del 3 al 6 de junio, esperando superar los 2.000 millones de cifra de negocio.

La celebración del décimo aniversario del certamen constituirá “una nueva manifestación que refleja la importancia del sector logístico, uno de los principales motores de crecimiento de la economía española actual”, según Enric Lacalle, presidente del Salón.

La edición de este año del SIL, celebrada entre el 5 y 8 de junio, “ha superado nuevamente las expectativas y ha sido visitado por más de 48.000 profesionales del sector, consolidando la posición de referencia del certamen como cita ineludible para el sector logístico internacional”, según Lacalle.

Asimismo, un año más, los expositores, de los cuales el 40% eran internacionales, han podido constatar un aumento del número de visitantes, lo que se ha traducido en un nivel más amplio de contactos comerciales. También son reseñables las dos Misiones Logísticas y las diversas delegaciones que han participado en el Salón, como México, país invitado de esta edición, Colombia, China, Argentina, Perú, Uruguay y Chile, entre otras.

La evolución del Salón a lo largo de estos nueve años ha sido constante, tal y como lo reflejan sus cifras. Las 166 empresas expositoras que presentaron en 1999 han ascendido hasta el millar de la edición de este año. También el número de visitantes ha disfrutado de un gran aumento: a la primera edición acudieron cerca de 9.000 profesionales, mientras que este año han acudido 48.000.

Las cifras del SIL vienen a corroborar el gran momento por el que atraviesa el sector logístico. La actividad de los operadores logísticos en España se ha triplicado en los últimos diez años y su facturación alcanzó los 3.400 millones de euros en 2006, un 7,1% más que en el año anterior, tal y como refleja un informe de DBK. El mismo estudio estima que, durante el bienio 2007-2008, la facturación podría alcanzar un crecimiento del 8% hasta situarse en los 3.900 millones de euros.