AMDPress.- El fabricante de pilas, productos de higiene bucal, pequeños electrodomésticos y artículos de afeitado Gillette facturó 1.971 millones de dólares durante el primer trimestre de 2003, con una subida del 13,8% respecto a los 1.732 millones obtenidos en el mismo período del año anterior. El buen comportamiento de Mach3Turbo en Europa y los beneficios generados por la revalorización del euro frente al dólar han sido considerados claves por la compañía para la obtención de estos ingresos. Asimismo, los beneficios han alcanzado los 263 millones de dólares, un 17,9% más que los 223 millones de los tres primeros meses de 2002.

Por negocios, el área de maquinillas de afeitar supuso una facturación de 893 millones de dólares, un 16% más que en el primer trimestre del pasado año, impulsada por los resultados de Mach3 y Venus y, en especial, por el “exitoso lanzamiento de Mach3Turbo en Europa”, según Gillette. De igual forma, las ganancias aumentaron un 15%, hasta 331 millones de dólares.

Por su parte, Duracell significó unos ingresos de 384 millones de dólares, con un incremento del 16% y unos beneficios de 39 millones, frente al millón de pérdidas registrado el año pasado. Según la compañía, se ha constatado un incremento de la demanda de baterías derivada de los efectos psicológicos de la guerra de Irak. Por lo que, Gillette anticipa una probable contención del gasto en los próximos meses.

Oral Care aumentó su facturación un 11%, totalizando 295 millones de dólares. El resultado neto fue de 49 millones, con un descenso del 7% respecto al período enero-marzo de 2002. Mientras que Braun ingresó 214 millones, un 15% más; y la división de Cuidado Personal creció un 4%, hasta 185 millones de dólares.