AMDPress.- El consorcio alemán Henkel, fabricante de la marca Schwarzkopf y del detergente Persil, incrementó sus beneficios netos un 25%, hasta los 116 millones de euros, durante el primer trimestre de año. En cuanto a los beneficios operativos, el incremento ha sido del 3,5%, hasta los 162 millones de euros.

Henkel, cuyo objetivo para este año es incrementar sus ventas un 4%, considera que la fortaleza del euro podría poner en peligro esta meta; también ha mostrado su preocupación "por la incertidumbre internacional que influirán en los negocios de la compañía", que está llevando a cabo un recorte de personal de 3.000 personas para ahorrar unos 50 millones de euros. Al mismo tiempo, ha apostado por incrementar su presencia en Europa, Asia y Norte América, con el fin de contrarrestar el estancamiento de la demanda.