ARAL Digital.- Henkel tiene previsto invertir 7 millones de euros en la puesta en marcha de tres nuevos laboratorios de I D en Cataluña. Con ello, la multinacional alemana incorporará 55 nuevos puestos de trabajo altamente cualificados en la división catalana, que vienen a reforzar la línea de investigación en el ámbito de adhesivos y selladores de altas prestaciones que se utilizan principalmente en la industria de automoción, electrónica y aviación que desarrolla desde Cataluña. El conseller d’Empresa i Ocupació, F. Xavier Mena, ha sido el encargado de anunciar la inversión tras mantener una reunión de trabajo con el presidente de Henkel Ibérica, Luis Carlos Lacorte, y el vicepresidente corporativo de investigación para la división de adhesivos, Ramon Bacardit. El proyecto ha contado con el apoyo de Invest in Catalonia -el área de atracción y promoción de inversiones del Departament d’Empresa i Ocupació-, que ha asesorado a la empresa y ha apoyado la candidatura catalana frente a otras ubicaciones.

Ramon Bacardit, que desarrolla su cargo en la sede de Henkel en Düsseldorf, fue nombrado Embajador de Invest in Catalonia en 2007 y ha desarrollado una labor muy activa en la apuesta por Cataluña como destino de este proyecto de inversión. Los tres nuevos laboratorios de I D en adhesivos, que iniciarán su actividad en 2013, se ubicarán en el Espacio Eureka del Parque de Investigación de la UAB - que incorporará 35 nuevos investigadores-, en el centro tecnológico Leitat -que incorporará 10 más-, y un tercer centro de investigación pendiente de decidir que acogerá los 10 puestos de trabajo restantes. En una segunda fase, el número de investigadores se ampliará hasta 100.

Henkel cuenta, en Cataluña, desde 2010 con dos centros de I D ubicados en el Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ) y el Parque de Investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona (PRUAB). La apuesta de la compañía alemana para ampliar la investigación en Cataluña responde a los buenos resultados de los centros donde, en estos dos años, han desarrollado proyectos, como nuevos adhesivos reversibles para aplicaciones en electrónica, basados en polimerización con efecto memoria, que mimetizan la naturaleza o nuevas resinas para adhesivos curables gracias al efecto oxígeno que hay en el aire. En los dos centros se ha formado a profesionales jóvenes con opciones de formar parte de la compañía y desarrollar su carrera, y en la actualidad cuentan con 20 investigadores.

La división catalana de Henkel cuenta también con un centro de producción en Montornès del Vallès donde fabrica detergentes y adhesivos (más de 300.000 toneladas), exporta a más de 7 países de la UE y es una de las fábricas con mayor volumen del Grupo Henkel después de la central de Düsseldorf.