AMDPress.- En línea con su política de responsabilidad social corporativa, la división de Detergentes/Cuidado del hogar de Henkel Ibérica participó el pasado junio en un reto cuya recompensa se destinó a un proyecto social. Durante la convención de ventas celebrada en Granada, la compañía desafió a su equipo a subir a la cima del Mulhacén a cambio de una donación destinada a la organización Fundación Vicente Ferrer.

En concreto, 124 miembros de la compañía emprendieron el ascenso a la cumbre y ganaron con su esfuerzo el montante necesario para construir 14 casas en Venkatampalli, un poblado en India perteneciente al área de Guntakal. Adicionalmente, una colecta entre los empleados añadió el presupuesto para construir una casa más. En total, la donación ascendió a 20.000 euros.

Tanto Henkel Internacional como Henkel Ibérica mantienen una política de responsabilidad social que incluye la financiación de proyectos de organizaciones sin ánimo de lucro. En esta ocasión, la compañía organizó una actividad especial con el fin de motivar al equipo de ventas durante su convención y hacerle partícipe de la política de la compañía de manera original.