2012 fue para Henkel el mejor ejercicio hasta el momento: en un entorno de mercado volátil y de gran competencia, hemos logrado unos resultados excelentes y hemos alcanzado o superado todos los objetivos financieros”, ha afirmado Kasper Rorsted, presidente del Consejo de Administración de Henkel. “Todas las divisiones han tenido un crecimiento rentable y han ampliado las cuotas de mercado en sus mercados relevantes. De este modo, además, hemos cumplido con los ambiciosos objetivos que nos habíamos marcado a finales de 2008 para el periodo hasta 2012. Hemos mejorado considerablemente nuestra competitividad y, con ello, hemos puesto las sólidas bases para nuestro futuro crecimiento”. Respecto al ejercicio 2013, Rorsted comenta: “Nuestros mercados seguirán evolucionando de manera dinámica y con una alta volatilidad. Henkel está bien posicionada, pero seguiremos simplificando y mejorando continuamente nuestros procesos para poder reaccionar de forma más rápida y flexible que nuestros competidores a los cambios en el entorno”. “Para el ejercicio 2013 esperamos obtener un crecimiento orgánico de las ventas de entre el 3 y el 5%. También esperamos aumentar el margen del EBIT depurado al 14,5% aproximadamente y mejorar el beneficio depurado por acción preferente, un 10% aproximadamente”. En un entorno económico complicado, Henkel incrementó las ventas a 16.510 millones de euros, un 5,8% más respecto al año anterior. Orgánicamente, depurados los efectos del tipo de cambio y adquisiciones/desinversiones, las ventas aumentaron un 3,8% gracias tanto a factores como el precio y el volumen. Las tres divisiones contribuyeron al crecimiento orgánico de las ventas. Todas ampliaron sus cuotas en los mercados relevantes. La división Detergentes y Cuidado del Hogar logró un incremento orgánico de las ventas del 4,7%. El crecimiento orgánico de las ventas en la división Adhesive Technologies fue del 3,6%. La división Beauty Care logró un aumento orgánico de las ventas del 3,1%. El beneficio operativo depurado de los ingresos únicos, gastos únicos, así como los costes de reestructuración, registró un considerable crecimiento del 15,1%, de 2.029 millones a 2.335 millones de euros. Todas las divisiones contribuyeron a esta mejora. El beneficio operativo informado (EBIT) sumó un total de 2.199 millones de euros, comparando con los 1.765 millones de euros en el año anterior. En un entorno donde la situación ibérica, España y Portugal, es muy complicada, las ventas generadas por los tres negocios de Henkel Ibérica han alcanzado los 503,5 millones de euros. “Nos sentimos satisfechos de los resultados conseguidos en 2012. Hemos sido capaces de desarrollar mejor nuestros negocios que los mercados y hemos aumentado penetración de mercado en las áreas de consumo. En el mercado portugués y en los negocios industriales hemos sufrido más debido a las circunstancias del entorno. Henkel Ibérica, como una de las diez filiales importantes del Grupo, ha contribuido sustancialmente a los buenos resultados de Henkel a nivel mundial que cierra un período de cuatro años (2008-2012) con un ROS por encima del 14%. La clave ha sido una vez más nuestro equipo humano, el foco en las marcas y clientes estratégicos, la reducción de nuestra complejidad, la excelencia en la implementación de proyectos claves y la eficiencia y ahorros conseguidos en 2012”, comenta Luis Carlos Lacorte, presidente de Henkel Ibérica.