AMDPress.- La casa alemana de moda Hugo Boss disminuyó en 2002 los beneficios netos hasta los 74,7 millones de euros, lo que supone un 31% menos que el año anterior, según informó la compañía. Por otra parte, la facturación se mantuvo en 2002 en 1.093 millones de euros, ligeramente por debajo del nivel de 2001.

La marca Boss consiguió la mayor parte del volumen de negocios, en concreto en la división de ropa y artículos para hombre, y le siguen la marca Hugo, que incrementó su facturación y Baldessarini, que la mantuvo invariable. La marca Boss Woman, la división para artículos femeninos del grupo, también registró un descenso y sus ventas fueron todavía modestas. La compañía de moda quiere lograr beneficios en esta división en la segunda mitad de 2003.