Aral Digital.- "Tras cerrar 2009 con unos beneficios muy superiores a los previstos gracias al trabajo realizado en la optimización de costes, este años estamos manteniendo las acciones iniciadas en 2009; incluso estamos siendo algo más osados, tal y como se puede apreciar con los nuevos lanzamientos de productos", asegura Josep María Lloreda, presidente de KH Lloreda.

La compañía cerró el ejercicio 2009 con una facturación de 33,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,2% respecto al curso anterior. Asimismo, la empresa aumentó sus beneficios un 60%, hasta los 3,49 millones de euros. "El año pasado se podría dividir en dos partes. Una primera mitad en la que nos encontramos con una crisis más fuerte de la que esperábamos y para combatirla adoptamos un plan de acciones que se aplicaron a partir de junio. A partir de ese momento, los resultados se evidenciaron rápidamente compensando la primera mitad del año", relata Lloreda.

Para 2010, las previsiones que manejan desde el operador de limpiadores de cocina y quitamanchas son de crecimientos del 9%. "Aunque se estén incrementando los costes de muchas materias primas derivadas del petróleo, en KH Lloreda se están implantando mejoras en el proceso productivo para que estos costes no afecten a nuestros clientes", se enorgullece el presidente de la compañía.

Además, los datos evolutivos de los primeros meses del año avalan las pretensiones presupuestarias, ya que "los resultados conseguidos en el primer trimestre han sido muy satisfactorios", confirma Lloreda. Además, el mercado de limpiadores del hogar está experimentando un cambio de tendencia ya que vuelve a presentar crecimientos en valor y no sólo en volumen, debido al efecto combinado de mix de marcas y segmentos en dicho mercado. "Por todo ello, esperamos que 2010 sea un buen año para nuestra compañía", concluye Josep María Lloreda.

Lea las declaraciones completas en el número 1.574 de la revista ARAL, dentro del reportaje 'Lavavajillas, Quitagrasas y Limpiavitros'.