AMDPress.- La política de recorte de costes acometida por la multinacional Kimberly-Clark ha dado sus primeros frutos, al registrar en el primer trimestre de 2002 su primer crecimiento de beneficio en más de un año. Así, el resultado neto en este período ha sido de 439,2 millones de dólares (492,79 millones de euros), lo que supone 84 centavos por acción, un 1,3% más que en el mismo período de 2001.

Las ventas han experimentado un ligero aumento del 0,2%, hasta los 3.333 millones de dólares (3.739,7 millones de euros), porcentaje que no corresponde con las expectativas de los analistas, que esperaban un incremento del 1%.