AMDPress.- El grupo alemán a Krones AG, dentro de su estrategia de consolidarse como proveedor global de maquinaría para envasado, que se inicia en los equipos de producción de preformas, está potenciando su área de maquinaria para el reciclado de botellas de PET, una vez han cumplido su ciclo final de uso. El grupo tiene ya una planta instalada en Suiza y otras cuatro en construcción en países de Asia e Iberoamérica. Actualmente está construyendo la primera planta que se instala en Alemania para reciclado de PET por el sistema URRC, basado en un tratamiento con sosa cáustica y calentamiento en un horno de tambor, que permite obtener materia prima de PET utilizable de nuevo para la fabricación de botellas de uso alimentario.

La nueva planta fue encargada por Skp Recycling AG & Co., filial del grupo de reciclaje alemán Cleanaway, y su puesta en marcha está prevista para finales de 2001, con una capacidad de producción de 13.000 toneladas anuales, equivalentes a las requeridas por una línea de envasado de unas 55.000 botellas/hora. Con otra filial de este mismo grupo, Krones instaló en 2000, la citada planta de reciclado de PET en Suiza, en la localidad de Frauenfeld, que fue la primera en Europa con el sistema URRC.

El grupo Krones alcanzó en 2000 unas ventas globales de 1.015 millones de euros (168.880 millones de pesetas), frente a los 908 millones de euros (151.000 millones de pesetas) de 1999, aglutinando la actividad que a escalar mundial realizan unas 35 filiales con 8.000 empleados. Su gama de productos abarca maquinaria para todos los procesos de envasado y embalado, líneas completas y plantas llave en mano, dirigidas a los sectores de cervezas, refrescos, vinos, espumosos y licores, alimentación, química, farmacia y droguería.