Por primera vez en su historia, la facturación de L´Oreal España superó durante el año 2000 los 601 millones de euros (100.000 millones de pesetas). En concreto, la cifra, incluida la producción de sus fábricas, alcanzó los 102.000 millones de pesetas, lo que en términos comparativos supone un incremento del 12,7% sobre lo registrado en el ejercicio anterior. Según explicó el presidente de la compañía en España, Carlos Martínez Massa, de esta facturación la parte correspondiente a las ventas ascendió a 80.000 millones de pesetas, lo que representa un incremento del 8% con respecto a 1999, unos resultados que han venido propiciados por “el magnífico comportamiento del mercado en que opera la compañía que ha crecido un 7,5%” y al lanzamiento de 90 nuevos productos.