L’Oréal y Albéa –empresa de packaging sostenible para productos de belleza– anuncian el desarrollo del primer tubo cosmético a base de cartón, donde el plástico se reemplaza en su mayor parte por un material similar al papel certificado de base biológica.

Esta innovación está diseñada como una solución alternativa a ciertos tipos de envases cosméticos y sus beneficios medioambientales se evaluarán mediante un análisis del ciclo de vida teniendo en cuenta múltiples criterios. La producción de los tubos se prevé para 2020. 

L'Oréal pretende mejorar el 100% del perfil medioambiental de sus envases a finales de 2020

Esta asociación avala el compromiso de ambas compañías como empresas firmantes de la New Plastics Economy de la Fundación Ellen MacArthur, según la cual L’Oréal se ha comprometido a que, en 2025, el 100% del packaging hecho con plásticos sea recargable, reciclable o compostable y el 50% provenga de materiales reciclados.

Philippe Thuvien, vicepresidente de Packaging y Desarrollo de L’Oréal, señala que "está comprometida a mejorar el perfil medioambiental o social del 100% de sus envases para finales de 2020. Esta solución alternativa e innovadora es una parte integral de la estrategia de packaging del Grupo”.

Por su parte, Gilles Swyngedaw, vicepresidente de RSC, Innovación y Marketing de Albéaañade que quieren "romper los códigos" y "buscar los últimos avances para inventar envases seguros, que favorezcan la economía circular y que tengan el mínimo impacto".