AMDPress.- La Comisión Europea autorizó ayer, 30 de julio, a la sociedad Procter & Gamble la compra, con condiciones, de la compañía alemana Wella. La Comisión consideraba que existían problemas de competencia en los mercados de comercio al por menor de productos de cuidado capilar en Irlanda, Noruega y Suecia.

Por este motivo, Procter & Gamble presentó una serie de compromisos por los que concedía una licencia de cinco años para su marca Herbal Essences en estos países, así como para otras marcas, a un concesionario que sea aprobado por la Comisión.

Después de examinar los compromisos propuestos por la compañía norteamericana, la Comisión considera que “las medidas correctivas harían desaparecer sus dudas y restablecerían una competencia efectiva”.