La industria del embalaje de cartón ondulado en España ha incrementado en 2000 su producción un 4,8%, con lo que el consumo de papel sobre máquina onduladora se sitúa en 2,6 millones de toneladas, y los metros cuadrados de cartón ondulado en 4.000 millones, logrando una facturación global de 300.000 millones de pesetas.