AMDPress.- El grupo Luis Simoes (GLS), especializado en el transporte de mercancías internacionales en Portugal y España, alcanzó en 2002 una facturación de 124 millones de euros, lo que supone un 5% más que el ejercicio anterior. Una de sus filiales en España, Logística Ibérica, registró durante el año pasado un incremento en su volumen de negocio del 10,2%, mientras que el resto de filiales españolas (Transportes Luis Simoes, Luis Simoes España y Transportes Reunidos) aumentaron las ventas un 1,4%, según fuentes de la propia empresa.

El beneficio neto de GLS alcanzó en 2002 los 930.000 euros, con unos activos cercanos a los 92,8 millones de euros. Durante este periodo, la inversión realizada por el grupo alcanzó los 9,6 millones de euros y se destinó principalmente a la renovación de la flota de camiones (cuenta con 1.200 vehículos con una media de 2,5 años) y a la mejora de los servicios informáticos.