AMDPress.- Bruselas quiere armonizar las normas sobre el etiquetado en los 25 países de la Unión Europea y conseguir, de esta manera, ahorrar costes y adaptar a la situación actual las dos directivas europeas y las 25 leyes que sobre este asunto rigen el etiquetado y embalaje. Para evaluar la opinión del sector respecto a este asunto, la Unión ha abierto un período de consultas entre fabricantes y minoristas del sector que concluirá el próximo 15 de marzo.

El comisario de Empresa e Industria, Günter Verheugen, ha señalado que esta iniciativa aumentará la protección del consumidor y permitirá que los productores tengan una vida más fácil, dado que no tendrán que cambiar los etiquetados y se ahorrarán costes en la producción.

A pesar de los cambios que desea realizar, la Unión es consciente de la complejidad que conllevan actuaciones como esta, debido a las leyes que existen en cada estado, aunque continuará con normativas orientadas a una mayor unión entre los intereses de los gobiernos, las industrias y las asociaciones de consumidores.