Aral Digital.- La compañía Linde Material Handling Ibérica ha facturado 177,4 millones de euros en 2007, lo que representa un crecimiento del 13,1% respecto al año anterior. El aumento de la facturación se reflejó de forma igual en todas sus áreas de negocio, en la venta de vehículos nuevos, un 12,4 %; en el servicio de post-venta, 16,3 %; y en el servicio de alquiler, 10,3 %.

Por su lado, el volumen de mercado ascendió a casi 32.000 unidades, lo que corresponde a un aumento del 4 % en 2007. Sin embargo, en el segundo semestre del año se notaron las consecuencias de la coyuntura descendente.

Este desarrollo positivo conllevó también a un aumento de la plantilla, alcanzando la cifra de 345 empleados, que supone un aumento del 5,5 % comparada con el año anterior. Este incremento en la plantilla se debe, sobre todo, a la incorporación de técnicos especialistas en el servicio post-venta. La compañía apuesta por una permanente y exhaustiva formación de sus equipos técnicos, con el objetivo de proporcionar un servicio aún más rápido y más cualificado a sus clientes.

Las previsiones para el presente ejercicio se ven afectadas por la caída en el sector inmobiliario y la crisis financiera internacional. Actualmente, se registra una caída significativa del mercado, que la empresa estima que se vaya superando a finales de año.

Las tecnologías de energías alternativas y conseguir la mayor eficiencia de los carretillas Linde, respetando a su vez el medioambiente seguirán siendo una apuesta fuerte para Linde MHI, que, entre otras soluciones, potenciará el negocio de Flotas Linde de Gas Natural Comprimido. Los negocios de alquiler y de vehículos de ocasión seguirán siendo áreas estratégicas para la compañía, con el objetivo de ofrecer soluciones globales únicas que optimicen cada vez más los procesos de transporte y almacenaje de las empresas.