Aral Digital.- Los hogares extranjeros aportan un tercio del crecimiento de los mercados de Gran Consumo, según el estudio “TNS Inmigrantes, consumidores que suman”, elaborado por TNS, y presentado por Ana Berdié, directora de Marketing&Product Development de TNS Worlpanel, y Yolanda Barba, project leader del estudio.

La población extranjera ha supuesto una pieza clave en el crecimiento de los mercados de Gran Consumo, que se sitúa en un 4,5%. Los consumidores extranjeros han aportado una tercera parte de este crecimiento, sin la que los mercados de Gran Consumo en España habrían crecido al mismo ritmo que el resto de países europeos, situándose con un 3,3%, entre el 4,1% de Reino Unido y el 2,7% de Italia.

Según el estudio de TNS, un 66% de los inmigrantes indica que le gusta hacer la compra (frente al 63% del total de residentes) y un 49% declara que le gusta emplear el menor tiempo posible para la compra (frente al 52%). Un 46% de los inmigrantes declaran que les gusta probar nuevos productos, frente a un 33% del total de residentes.

Los inmigrantes son también más impulsivos en sus compras: un 43% de ellos declara ceñirse a la lista de la compra, frente al 49% del total de residentes, lo que refuerza de forma importante el poder de la comunicación en el punto de venta entre el colectivo. Este hecho lo confirma el dato de que el 10% declara que a menudo compra cosas sólo porque las ve en las estanterías de la tienda (con más frecuencia que la media, de la que lo hace un 8%). También son permeables a la comunicación fuera de la tienda. El 14% a menudo compra productos de alimentación porque los ha visto anunciados (frente al 13% del total de España).

Por su parte, el ticket promedio por día de compra de los hogares extranjeros es superior: en esta cesta incluye 32 ítems el segmento extranjero y 30 ítems el total de hogares. Por frecuencia de compra, los hogares extranjeros van 79 días a hacer la compra (versus los 83 días del total hogares), lo que supone 1,5 días por semana.

Asimismo, los consumidores extranjeros aportan casi 3.700 euros a los mercados de Gran Consumo. En total, los hogares extranjeros de nuestro país realizan un gasto medio anual de 3.679 euros, un 8% menos que la media de hogares (4.010 euros), y el precio medio por ítem es de 1,5 euros (1,6 euros en el total España).

Por categorías de producto, su ticket de compra es equivalente en alimentación envasada, bebidas y productos frescos no perecederos, y esta reducción en el gasto total anual viene derivada de la partida deficitaria en productos frescos perecederos, en los que su gasto es de hasta 400 euros menos. De media gastan 1.716 euros al año en productos frescos perecederos, frente los 2.111 euros que gastan los hogares españoles.

Los productos frescos perecederos suponen el 55,4% de las compras del total de hogares de España, aunque el porcentaje desciende a 49,5% para los extranjeros, en beneficio de la alimentación envasada y bebidas, que pasan a representar un 33,1% del presupuesto en Productos de Gran Consumo (frente el 28,6% que representa en el total hogares).

Los hogares extranjeros tienen una menor predisposición a la búsqueda de elementos saludables en su dieta que el conjunto de los hogares españoles. Aunque al 72,3% le gusta seguir una dieta sana, y el 68% busca productos “sanos”, estas costumbres son más habituales entre el total de la población. Asimismo, entre la población inmigrante, el precio tiene mayor peso en las decisiones de compra que en la media de los españoles; así, un 24% de los hogares extranjeros opina que el precio es lo más importante a la hora de comprar un producto (21% más que la media).

Esta sensibilidad al precio ayuda a la marca de la distribución a posicionarse con fuerza en sus cestas de la compra: los hogares extranjeros destinan 635 euros a estas marcas, frente a los 564 euros del total de España, lo que supone un 32,4% del presupuesto de los hogares extranjeros, y el 29,5% del total de hogares.

Sin embargo, las marcas del fabricante presentan una oportunidad de reforzar la calidad y confianza de sus productos, ya que actitudinalmente la población extranjera no es un segmento permeable ante la marca de la distribución: un 54% opina que las marcas propias de las tiendas tienen la misma calidad que los productos de marca, frente al 56% del total de los hogares que opina de este modo; y un 52% cree que las marcas propias de las tiendas están hechas por los mismos fabricantes de los productos de marca, un 10% menos del total de hogares que piensa así.

En cuanto a los establecimientos, los denominados canales dinámicos (Hipermercados Supermercados Discount) son su principal fuente de abastecimiento, captando hasta el 73% de su gasto. Los supermercados concentran la mayor parte de este presupuesto, aunque, comparando con el conjunto de hogares residentes en España, entre los extranjeros destacan las cadenas hipermercadistas con una cuota del 21% y los discounters con un 12%, ambos por encima del promedio nacional.

Entre sus enseñas favoritas destacan Mercadona (18,7%), Carrefour (10%), Eroski-Caprabo (7,5%), las enseñas de hard discount (6,7%), Alcampo (6,1%) y Dia (5,3%).