AMDPress.- La cadena de moda Mango obtuvo unos ingresos de 950,3 millones de euros en el ejercicio 2002 tanto en sus tiendas propias como en las franquicias, lo que supone un incremento del 13% respecto al año anterior, e invertirá 18 millones de euros en 2003.

La facturación del grupo consolidado ascendió a 745 millones de euros, cifra que corresponde a las ventas sin IVA de tiendas propias, más las ventas al por mayor a franquicias. El 72% de los ingresos corresponde a mercados extranjeros y el 28% al nacional.

A lo largo de 2002, la empresa textil abrió 83 nuevas tiendas, 7 en España y 76 en el extranjero, con lo que sumó un total de 629 establecimientos en 69 países. Asimismo, en 2002 Mango inició su presencia en nuevos mercados como Australia, Bulgaria, Croacia, Ecuador, Moldavia, China y Túnez.

La compañía prevé invertir este año 18 millones de euros, 12 de los cuales se destinarán a la apertura de 100 tiendas más, la mayoría en el extranjero, y el resto a la mejora de los sistemas informáticos y estructura logística.

En concreto, en 2003 Mango se establecerá en nuevos mercados como Canadá, Argelia, Serbia y Montenegro y Honduras, consolidándose en Italia, Reino Unido, Australia, China y Hong Kong. La facturación prevista para el presente año es de 1.086 millones de euros para la cadena Mango y 824 millones para el grupo consolidado, un 14% más respecto al año anterior.