AMDPress.- La fabricante de tapones, arandelas y otros productos de corcho S.A. Manufacturera Española del Corcho (Samec), con fábrica en Valencina de la Concepción (Sevilla), está cerrando un año 2001 en el que ha completado un ciclo inversor de tres años, con 18 millones de euros (3.000 millones de pesetas) dedicados a la remodelación y ampliación de su planta (más de 100.000 metros cuadrados construidos), acaba de poner en marcha, junto a la firma vinícola valenciana Bodegas Gandía, un plan de incentivaciòn de recogida de tapones en hostelería para su posterior reciclado, y tiene situada su previsión de ventas en algo mas de 25 millones de euros (4.200 millones de pesetas).

Samec opera como filial del grupo italiano Colombin, un gran productor de tapones y elaborados del corcho, con sede en Triestre (Italia) y cinco fábricas en Italia, España, Moldavia, China y Asutralia. En España emplea a 126 personas fijas y una media anual de 200, y tiene su producción diaria situada en 1,8 millones de tapones y 2 millones de arandelas, además de otras partidas como las que dirige al sector del calzado. Hasta el ejercicio de 2000 dirigió toda su producción hacia Colombin como su çúnico cliente. A lo largo de 2001 ha ido consiguiendo contratos en España, con lo que la exportación se ha rebajado hasta el 80% de sus ventas. Entre sus clientes nacionales figuran ya los grupos Osborne y González Byass, y muchas bodegas de vinos de Madrid, como Jeromín y Jesús Díaz. Para 2002 están previstas nuevas inversiones en hornos y mejoras, aún sin cuantificar.