Nuxe presenta una gama de tratamientos con certificación bio en los que el poder de los activos de origen natural se ve potenciado por el uso de tecnologías verdes, posibilitando que sus texturas perfumadas de manera 100% natural se fusionan con la piel de forma más sensorial.

La marca muestra también su visión comprometida pensado en todos los aspectos del producto, desde la fórmula hasta el embalaje. La naturaleza ofrece los activos más eficaces, un ámbito que el grupo Nuxe ha convertido en el corazón de su especialización.

Para esta nueva generación de tratamientos con certificación bio, Nuxe ha seleccionado activos de origen natural ultra eficaces para dar respuesta a las necesidades esenciales de la piel. Así, ha dado prioridad a activos obtenidos mediante tecnologías verdes, escogiendo el método de extracción o transformación más adecuado para que cada planta revele su potencial con el mínimo impacto sobre el medio ambiente.

La nueva gama se compone de un aceite de noche, un aceite nutritivo regenerador para cuerpo, un agua micelar, fluido hidratante corrector, un tratamiento energizante para ojos anti-bolsas, anti-ojeras, un sérum esencial antioxidante y un tratamiento hidratante con color en dos tonos.