Procter & Gamble ha reducido a cero los residuos que lleva a vertedero en 45 de sus instalaciones de todo el mundo, un gran paso adelante en el compromiso de la compañía en su visión de enviar cero residuos de su producción a vertederos. Durante el último lustro, el trabajo de P&G por reutilizar los residuos ha creado un valor para la compañía de alrededor de 800 millones de euros. Para Bob McDonald, CEO y presidente del Consejo de P&G, “tenemos una visión de futuro en la que las fábricas utilicen energía renovable y los productos se fabriquen con materiales reciclados y renovables; en la que se ahorren recursos y no haya que enviar absolutamente nada a los vertederos. Como compañía, cambiar la manera de ver los residuos nos ha llevado a dar un paso más hacia este objetivo en 45 de nuestras instalaciones de todo el mundo, en las que todos los residuos de fabricación son reciclados, reutilizados o convertidos en energía”.

España es uno de los países que cuenta con fábricas que cumplen el compromiso de cero residuos: las plantas de Arbora&Ausonia, situadas en Montornés (Cataluña) y Jijona (Comunidad Valenciana), que fabrican productos de protección femenina y cuidado del bebé, respectivamente. P&G ya presentó en 2007 su primera planta con residuos cero a vertedero, situada en Budapest. Desde entonces, la compañía ha adoptado una filosofía medioambiental a largo plazo, comprometiéndose a trabajar para lograr el envío de cero residuos de fabricación y de consumo a los vertederos en sus plantas de todo el mundo. A través de sus esfuerzos de mejora de la calidad, reducción de embalajes y de compactación y reciclaje, la compañía asegura que el 99% de todos los materiales que entran en las plantas de P&G sale como producto terminado, o bien se recicla, reutiliza o convierte en energía. Ahora, en el año en el que la compañía celebra su 175 aniversario, menos del 1% de todos los materiales que entran en las plantas de P&G de todo el mundo deja residuos.